POR QUÉ UN ASADOR?

Actualizado: 13 de ago de 2019

En los momentos actuales en los que nos toca vivir, en referencia a la cocina, da la impresión que sólo la "alta cocina" es la que prevalece. Programas de TV, Chef's que se pasan el año dando conferencias y blogers, nos hacen pensar que un buen restaurant es aquel que prepara platos muy trabajados, con un diseño espectacular y un precio excesivo.


Pero por suerte también quedamos muchos a los que nos gusta la cocina tadicional, esa que decimos de "la abuela". Pero claro en la época de la abuela los productos, sobretodo los del campo, eran mucho más naturales. No es lo mismo un tomate del comprado en el supermercado, que otro que hemos sacado de nuestro huerto... Este sí que es un tomate!!!.

Lo mismo con el resto de productos, de las gallinas, de los cerdos, de las vacas, del cordero...ete. La abuela tenia acceso a productos de proximidad (en su propia casa o la del vecino) y todo cuidado con mucho mimo. Hoy es necesario dar muchas vueltas para encontrar materia prima que no esté alterada.


En Asador Las Leñas, cuando diseñamos conceptualmente el negocio, lo hicimos sabiendo que lo que queríamos ofrecer al mercado tenia que ser una cocina tradicional,. Lo más parecida a la de la abuela. Además nuestros orígenes son de Salamanca y de Argentina. Salamanca la tradición del cochinillo lechal y del cordero lechal asado en horno de leña se remonta a la época de la invasión Romana y actualmente es uno de los productos típicos de la gastronomía Castilla y León.

Y en Argentina se cría probablemente una de las mas exquisitas reses de ternera del mundo. Por lo que ofrecemos a nuestros clientes las mejores opciones de carne que se puede encontrar en el mercado.


Y para asar estos productos que tenemos en el asador, también es muy importante "la encina" madera que quemamos para que nos de la "BRASA" con la que asamos nuestras carnes, tanto en el horno como en la parrilla. Sólo utilizamos encina, por sus propiedades y por el aroma que impregna a los asados. El resultado es expectacular!!!!


El tiempo, fundamental para que el resultado sea el que se merece la materia prima.

El cochinillo y el cordero lechal lo asamos en el horno de barro. Nuestro horno dispone de 2 metros de diámetro, por lo que podemos asar a la vez muchas piezas de carne. La temperatura a la que asamos depende de cuantas piezas tengamos dentro del mismo. Pero la temperatura a la que asamos oscila entre los 160 a 180 grados. Y en nuestro asador nos gusta que el cochinillo y el lechal estén unas tres horas dentro del horno asándose, es decir, muy despacio, poco a poco con lo que el resultado final es indescriptible con palabras, sólo el paladar cuando es estimulado nos dá su opinión.


Estos son los fundamentos de nuestro asador, elegido a conciencia y esperando a que vengas a probar nuestros deliciosos asados.


Hasta pronto.


5 vistas